Radio en línea

EN VIVO

Farándula

El Rey de Inglaterra se pronuncia por fallecimiento de la Reina Isabel II

Carlos emitió su primer mensaje como Rey de Inglaterra y decidió transmitir sus sentimientos.

Reina Isabel

La Reina Isabel II falleció a los 96 años y tras darse a conocer la noticia, su hijo Carlos, emitió su primer mensaje como rey. El que antes era príncipe lamentó la muerte de su madre, quien estuvo al mando de la corona británica por 70 años.

“La muerte de mi amada madre, su majestad la reina. Es un momento de mayor tristeza para mí y todos los miembros de mi familia”, empieza el comunicado. Asimismo, continúa: Lamentamos profundamente el fallecimiento de una querida soberana y una muy querida madre”.

Reina Isabel II

“Sé que su pérdida se sentirá profundamente en todo el país, los reinos y la mancomunidad, y por incontables personas en todo el mundo”, añadió. El primogénito de Isabel II, mencionó en su comunicado que tanto él como su familia se sienten queridos por el cariño que la gente le tenía por su mamá.

“Durante este período de duelo y cambio, mi familia y yo estaremos consolados y sostenidos por nuestro conocimiento al respeto y profundo afecto en el que la Reina fue ampliamente sostenida”, agregó.

Hasta el momento, se desconoce cuándo Carlos será coronado, pero se espera que sea dentro de los próximos días.

Aún se desconoce cuándo será coronado el hijo de la Reina Isabel II

Por ahora, se sabe que él y su esposa Camila, quien asumirá el cargo de reina consorte, permanecerán en Balmoral, Escocia, lugar en el que murió la Reina Isabel II. “El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral y volverán a Londres mañana”, se puede leer en un comunicado en el que se informó sobre la muerte de la reina.

Cabe destacar que en el comunicado también se destacó que Isabel II murió de manera pacífica.

El simbolismo del arcoíris que apareció previo a la muerte de la Reina Isabel II

“La Reina murió pacíficamente en Balmoral esta tarde”, se detalló. Además, previo a su muerte, un curioso arcoíris apareció en Londres, provocando la admiración de los seguidores de la fallecida reina.

Publicidad